Carboxiterapia

Uno de los tratamientos más de moda y demandados para mejorar la calidad de la piel y reducir la celulitis.

Sesiones recomendadas: 5 a 10 en total – 2 sesiones a la semana

Duración: 60 min

Indicado para: Corporal 

¿Qué es?

Consiste en un tratamiento a base de dióxido de carbono (CO2) que es capaz de tratar problemas estéticos tanto faciales como corporales. Produce la oxigenación de las células corporales, mejora la circulación y reduce la grasa acumulada.

Su administración es subcutánea y estimula el flujo sanguíneo. Aporta una mejora en la microcirculación y la perfusión de los tejidos mejorando el tono y la elasticidad de la piel. Está indicada para tratamientos de rejuvenecimiento tanto faciales como corporales.

Las zonas más recomendables para un tratamiento son: cara, ojeras, cuello, estómago, brazos, nalgas y piernas.

¿A quién va dirigido?

Indicado para pacientes que presentan marcas en la piel – ya sea por exposición solar, acné o cicatrices -, o grasa localizada en zonas puntuales del cuerpo.

¿Cómo es el tratamiento?

Realizamos infiltraciones de dióxido de carbono bajo la piel en las zonas afectadas. Cuando la hemoglobina detecta que hay una saturación de dióxido de carbono, se lo lleva y deja oxígeno en su lugar. Este último es el encargado de que la piel se vea más tersa y luminosa.

¡Reserva ahora!

Beneficios

  • Reduce la celulitis persistente de nuestro cuerpo
  • Disminuye de forma eficaz la grasa localizada
  • Devolverle a la piel un aspecto terso, joven y luminoso
  • Corrige la desigualdad del tono y pequeñas arrugas de la edad
  • Atenúa las ojeras oscuras y hundidas, devolviendo el brillo y luminosidad a la mirada